Estamos al servicio de empresas y particulares que puedan necesitar nuestros servicios por distintos motivos.

Una de las investigaciones más comunes son las bajas laborales. En estos tiempos de crisis, el absentismo laboral se mira mucho más, de ahí que muchas empresas opten por contratar detectives privados que confirmen la veracidad de las bajas laborales que mantienen apartados a sus trabajadores de sus puestos.

Nuestros detectives privados acumulan una sobrada experiencia en este terreno, y es que no es la primera vez que los empleados se valen de una dolencia inexistente para pedir la baja laboral. 

En nuestra larga trayectoria hemos detectado muchos motivos para fingir una baja laboral. Existen los que simplemente buscan unos días de descanso y aprovechan la confianza del empresario para engañarle y hasta los que tienen en realidad un negocio paralelo e incluso los que buscan causar perjudicar gravemente  a la empresa, ya que si esta baja se alarga, están obligados a sustituir a esa persona con otro contrato que no contaba entre sus previsiones.